martes, 17 de julio de 2012


Estenosis De La Válvula Tricúspide



La estenosis de la válvula tricúspide es un estrechamiento de la abertura de la válvula tricúspide que obstruye el flujo de sangre de la aurícula derecha al ventrículo derecho.

Con el paso de los años, la estenosis tricuspídea provoca una dilatación de la aurícula derecha y un empequeñecimiento del ventrículo derecho. Así mismo, se reduce la cantidad de sangre que vuelve al corazón y aumenta la presión en las venas que llevan dicha sangre.
Casi todos los casos son causados por fiebre reumática, cada vez menos frecuente en los países desarrollados. A veces, la causa es un tumor en la aurícula derecha, una enfermedad del tejido conjuntivo o incluso, en raras ocasiones, un defecto congénito.



Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Los síntomas son leves. Pueden notarse palpitaciones (una sensación de latidos) o un palpitar incómodo en el cuello y la persona puede sentirse cansada. Se puede presentar una molestia abdominal si el aumento de la presión en las venas llega a incrementar el tamaño del hígado.

El soplo producido por la estenosis de la válvula tricúspide se ausculta mediante un fonendoscopio. Una radiografía de tórax puede revelar el agrandamiento de la aurícula derecha, mientras que el ecocardiograma permite ver la estenosis y valorar su gravedad. Por último, el electrocardiograma muestra cambios que indican una sobrecarga de la aurícula derecha.

La estenosis tricuspídea en pocas ocasiones es lo bastante grave como para requerir una intervención quirúrgica.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada